Que se entiende por el interes superior del Niño , para los interesados en participar del Informe de Chile a CDN-2019

Concepto del Interes superior del Niño ( ISN)

El objetivo del concepto del interés superior del niño es garantizar el disfrute pleno y efectivo de todos los derechos reconocidos por la Convención y el desarrollo holístico del niño (OG N° 14, párr. 6)  Éste último (el desarrollo holístico del niño) abarca el desarrollo físico, mental, espiritual, moral, psicológico y social del niño (OG N° 5, párr.12). Según señaló el Comité anteriormente, “lo que a juicio de un adulto es el interés superior del niño no puede primar sobre la obligación de respetar todos los derechos del niño enunciados en la Convención» (OG N° 13, párr. 61).
 

Es un concepto triple 

Subraya el Comité, la triple dimensión del concepto del ISN, como un derecho, un principio y una norma
de procedimiento: (OG N° 14, párr. 6):
a) Es un derecho sustantivo del niño, a que su interés superior sea una consideración primordial que se tenga un cuenta al sopesar los diferentes intereses para tomar una decisión;
b) Es un principio jurídico interpretativo fundamental, debe elegirse la interpretación que satisfaga de manera más
efectiva el interés del niño;
c) Es una norma de procedimiento que asegure que el proceso de adopción de decisiones que afecte a un niño, siempre incluya una estimación de sus posibles repercusiones en él o los niños.

Es un concepto dinámico
El ISN es un concepto dinámico que abarca distintos temas que se encuentran en permanente evolución (OG
N°14.párr. 11). La OG N° 14 del Comité  tiene por objeto establecer lo que es mejor para un niño  Y pretende mejorar la comprensión y la observancia del derecho del niño a que su interés sea evaluado y constituya una   Análisis jurídico del ISN como consideración primordial
Una vez que el ISN es evaluado y determinado, puede que colisione con otros intereses o derechos, como
los de otros niños, el público o, el de los padres. Dichas situaciones deben ser resuelto caso a caso
(OG N° 14, párr. 39). Puntualmente, el Comité plantea (OG N° 14, párr.39):
“Los posibles conflictos entre el interés superior de un niño, desde un punto de vista individual, y los de un grupo de niños o los de los niños en general tienen que resolverse caso por caso, sopesando cuidadosamente los
intereses de todas las partes y encontrando un compromiso adecuado. Lo mismo debe hacerse si entran en conflicto con el interés superior del niño los derechos de otras personas. Si no es posible armonizarlos, las autoridades y los responsables de la toma de decisiones habrán de analizar y sopesar los derechos de todos los interesados, teniendo
en cuenta que el derecho del niño a que su interés superior sea una consideración primordial significa que los intereses del niño tienen máxima prioridad y no son una de tantas consideraciones. Por tanto, se debe conceder más importancia a lo que sea mejor para el niño”.
La consideración del ISN como algo «primordial» requiere la voluntad de dar prioridad a sus intereses en todas las circunstancias, y sobre todo cuando las medidas que se vayan a adoptar, tengan efectos indiscutibles en ellos (OG N°14,párr. 40). Sin embargo, en la doctrina Cillero (s/f) señala que el ISN es un principio de prioridad no de
exclusión de otros derechos. Los derechos de los niños y las niñas no se ejercen de manera separada o contrariamente al de las otras personas, por ello el principio del ISN no se formula en términos absolutos, sino que es considerado “una consideración primordial”.

Relación del ISN con los otros principios generales de la Convención

 ISN y principio de no discriminación
El derecho a la no discriminación exige garantizar a todos los niños la igualdad efectiva de oportunidades en el disfrute de los derechos enunciados en la Convención (OG N° 14, párr. 41).

ISN y derecho a la vida, la supervivencia y el desarrollo
En la evaluación y determinación del ISN el Estado debe garantizar el derecho intrínseco a la vida, la
supervivencia y desarrollo (OG N° 14, párr. 42).

ISN y el derecho a ser escuchado
La opinión del niño debe ser considerada en todos los asuntos que lo afectan, lo que incluye la evaluación de su interés superior (OG N° 14, párr. 43). Si están en juego el ISN y su derecho a ser escuchado, deberá tenerse en cuenta la evolución de las facultades del niño. En la medida que el niño  se desarrollamental y físicamente, ejercer sus derechos  en la evaluación de su interés superior. En tanto, en el caso de los bebes, niños pequeños o niños que no pueden o no quieren expresar su opinión, el Estado debe garantizar mecanismos para poder evaluar su interés superior, tales como la representación (OG N° 14, párr. 44).

Evaluación y determinación del ISN
En suma, el ISN “es un derecho, un principio y una norma de procedimiento basados en una evaluación de
todos los elementos del interés de uno o varios niños en una situación concreta” (OG N° 14, párr. 46).
Para tomar una decisión en un caso concreto, deben seguirse los siguientes pasos (OG N° 14, párr. 46):
a) Evaluar el ISN: Valorar y sopesar los elementos necesarios de un caso concreto, para tomar una decisión en una situación  determinada para un niño o un grupo de niños. Requiere la participación del niño.
b) Determinar el ISN: Seguir un procedimiento que respete las garantías jurídicas y la aplicación correcta del derecho, tomando como base la evaluación del ISN. El Comité establece una lista (no exhaustiva ni jerárquica) de los elementos que deben considerarse para evaluar el ISN, ellos son:
a) La opinión e identidad del niño;
b) La preservación del entorno y mantenimiento de las relaciones;
c) El cuidado, protección y seguridad del niño, la situación de vulnerabilidad y;
d) Los derechos del niño a la salud y a la educación (OG N° 14, párr. 52 y sgtes.).
Estos elementos pueden utilizarse de diferentes maneras y no todos serán siempre pertinentes, dependerá del tipo de decisión y de las circunstancias concretas del caso. Por ejemplo, la preservación del entorno familiar puede colisionar con la necesidad de proteger al niño del riesgo de violencia por parte de los padres (OG N° 14, párr.
81).
Al ponderar los distintos elementos, siempre deberá considerarse que, el propósito de la evaluación y
determinación del ISN es garantizar el pleno y efectivo disfrute de los derechos reconocidos en la Convención y en sus Protocolos y el desarrollo holístico del niño (OG N° 14, párr. 82).
Finalmente, debe considerarse que las capacidades del niño evolucionan, por lo que las decisiones que se adopten deben poder ser revisadas y ajustadas (OG N° 14, párr. 84).

Garantías procesales para velar por la observancia del ISN
Siendo el ISN también una norma de procedimiento, corresponde a los Estados fijar procesos oficiales, con garantías procesales estrictas, para evaluar y determinar el ISN en las decisiones que afecten a los niños, en especial las que adoptan los legisladores, jueces y autoridades administrativas. Para ello, el Comité propone considerar las
siguientes garantías (OG N° 14, párr. 88 y sgtes.):
a) Derecho del niño a expresar su opinión. Los niños deben participar en el proceso, ser informados, aportar información y dar su opinión.
b) Determinación de los hechos. Profesionales capacitados deben reunir los elementos necesarios para evaluar el ISN (por ejemplo, mediante entrevistas con personas cercanas al niño).
c) Percepción del tiempo. Los procesos que afectan a los niños deben concluirse a la brevedad posible, pues su demora tiene afectos particularmente adversos en la evolución de los mismos. Además, las decisiones que se adopten, deben ser examinadas en la medida en que los niños se desarrollan y evoluciona su capacidad de
expresión.
d) Profesionales cualificados. Las características y necesidades de cada niño deben ser evaluadas por profesionales
especializados, con práctica en trabajo con niños, que examinen la información objetivamente, ojala en un equipo
multidisciplinario.
e) Representación letrada. El niño necesita representación letrada si es sometido a un procedimiento judicial o administrativo que implique la determinación de su interés superior, además de un curador ad litem, cuando pueda haber conflicto entre las partes en la decisión.
f) Argumentación jurídica. Toda decisión sobre el niño o los niños debe ser motivada, justificada y explicada. Si la decisión difiere de la opinión del niño, se deben indicar sus motivos para explicar por qué se tomó. Y si, excepcionalmente no atiende al

Fuente_ BIBLIOTECA DEL CONGRESO NACIONAL DE CHILE|

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *