DDHH DE NIÑOS EN MOVIMIENTO, EL TRANSANTIAGO Y LA EDUCACIÓN POPULAR

Autor: Bryan Navarro.

Transcurrido 8 meses, desde que tomé la iniciativa de comenzar a subir al Transantiago para realizar una intervención social con el fin de  exponer sobre como prevenir el abuso sexual infantil, el bullying, la discriminación; y concienciar sobre las personas en situación de discapacidad, identidad de género, y los derechos del adulto mayor , además de promover el apoyo mutuo y la solidaridad entre las personas.

Han sido 8 meses llenos de alegrías, frustraciones, desgaste físico y emocional, no es nada de fácil incidir en un espacio social y común, con ruidos, movimiento y una infinita gama de subjetividades respecto a los temas que expongo. Pareciera algo sencillo. Yo  simplemente diseñé un tríptico, detengo un bus y me subo, regalo el tríptico que  contiene información valiosa sobre la prevención del abuso sexual infantil, realizo una charla con los temas mencionados anteriormente;  posteriormente, si alguien desea aportar con una colaboración voluntaria es bien recibida para poder continuar con la iniciativa.


Tener un título no sirve para nada, si no tenemos capacidad para comprometernos a aportar  a  los cambios sociales,  justicia social y  bienestar  común.

En todo este tiempo podría realizar una serie de conclusiones desde la observación, como que el adulto mayor es el individuo con mayor receptividad y respeto al igual que los niñxs. Los estudiantes universitarios en su mayoría (hombres y mujeres; me pregunto para que estudian…)  presentan mayor indiferencia junto a los hombres en adultez (considerando también a los hombres y mujeres migrantes) ;  geográficamente la mayor receptividad se percibe en los vecinos de Huechuraba (especialmente el recorrido C01 hacia el cerro 18), Puente Alto, Ñuñoa, Maipu, Pudahuel, Quinta Normal, Independencia, Recoleta, Quilicura y contrariamente la gente más despectiva e indiferentes viajan por comunas de La Reina (especialmente el recorrido 405) , Las Condes, Estación Central, La Florida, San Bernardo y los que utilizan constantemente la locomoción que transita por Alameda, Providencia, Apoquindo y Gran Avenida (en todos los horarios).

Son infinitos los factores para poder dar con certeza ciertas conclusiones, simplemente hablo desde la experiencia y la observación durante estos 8 meses.

Es, en definitiva, una lucha constante , solitaria y quijotesca contra el individualismo imperante, pero es hermoso luchar. Tal vez nunca tendré ni la menor idea del impacto que podré haber generado en alguna persona, sin embargo acudir a la memoria y cuando recuerdo a una madre leyendo el tríptico junto a su hija y reflexionando sobre la información al interior del bus; cuando encontré a otra madre  una segunda ocasión quien me daba las gracias por que logro hablar estos temas con su familia el mismo día que me escuchó; recordar algunas micros donde me encontraba con un público sumamente receptivo y me regalaban unos maravillosos aplausos por la iniciativa de manera espontánea o cuando alguien se bajaba en el mismo paradero que yo para poder contarme alguna historia de su vida; o el hecho de recibir llamadas de personas que necesitaban algún tipo de orientación, ya que en el tríptico incorporaba información de contacto.

Eran las situaciones que me gratificaban enormemente y me motivaban a continuar, sin duda alguna ha sido una experiencia agridulce, en promedio de 50 personas que puedan ir arriba de una micro, solo 6 o 10 escuchaban. La individualidad es tan grande que se pierde la esperanza en la humanidad, lamentablemente el sistema nos ha corrompido a tal nivel que lo único que importa es el metro cuadrado donde vive cada uno y cada una; tener títulos, ganar dinero, competir, pareciera que es lo único que importa.

Han sido 8 meses de muchas reflexiones y en lo personal creo que tener un título no sirve de nada ni para nada, si no somos capaces de tener un compromiso para luchar por los cambios sociales, por la justicia social y el bienestar común… en fin, el viaje continua y hay que seguir sembrando, resistiendo y luchando!!!

Soy consciente  pues de niño fui yo , mi primer y principal garante de mis derechos ya que a mis 4 o 5 años de edad solía andar pidiendo comida puerta a puerta en una población de Cerro Navia; luego viví por casi 14 años en hogares de SENAME con todo tipo de experiencias, desde las que suelen salir en televisión hasta otras más coloridas, y sobreviví.     La delincuencia, la drogadicción, la prostitución, las cárceles, los hospitales y la muerte eran algo con lo que se convivía a diario;  difícilmente alguien como yo podía pensar en la posibilidad  de un futuro y menos en llegar a la Universidad. El camino no ha sido nada de fácil. Hace poco me titulé como un Trabajador Social y luego de hacer mi practica en un organismo colaborador del Estado ,  he preferido dedicarme a trabajar al interior de los buses del Transantiago como parte de una iniciativa personal y con los ingresos repartidos para fabricar  nuevos tripticos, gastar algo en alimentos y gastos mínimos,  me dedico principalmente al activismo social para la defensa de la Niñez , a la promoción de los derechos humanos  a nivel popular y a desarrollar metodologías de trabajo con niños vulnerables.

También tengo propuestas para el Gobierno que me quiera escuchar  relativas a programas efectivos para la reparación de nuestras vidas resultantes de las carencias que provoca la falta de de cuidado estatal; a la vez continuo estudiando un Diplomado en Niñez y Políticas Publicas en la Universidad de Chile y con el sueño de prontamente realizar un Magíster en Francia o donde se me brinde la oportunidad con el fin de  continuar con acciones concretas para la protección y promoción  de los derechos de cada niña y niño, por los derechos de cada una de las personas que son vulnerados a cada instante en este pequeño lugar, llamado Chile… Y,  como decía Gabriela Mistral:

“Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú.

Donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú.

Donde haya un esfuerzo que todos esquivan, hazlo tú.

Sé tú el que aparta la piedra del camino.”

Contactame: bryan-ccs@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *