24.05.2017 En audiencia pública ante la OEA, emprender con alas y MNI peticionan Comisión de Verdad Justicia Reparación.

Una Delegación de Corporación de desarrollo Emprender con Alas y del Movimiento nacional por la Infancia, atendió en Buenos Aires Argentina,  la audiencia publica  concedida por la Comisión Interamericana de derechos humanos.

                                                                             » Situación de la niñez en Chile «

Solicitaron creación de una Comisión de Verdad Justicia y Reparación para:

  1. Investigar causas de muerte, responsables directo e indirectos de esas muertes.
  2. Perseguir la responsabilidad penal de las muertes.
  3. Reparar completa a las víctimas, tanto en caso de muertes como de abusos sexuales, violaciones y tratos crueles e inhumanos.
  4. Investigar, sancionar y reparar a las victimas de abusos sexuales y violaciones ocurridas al interior de la red SENAME.
  5. Dar las recomendaciones para que esas muertes no se repitan nunca más en Chile

        Myriam del Canto presenta el  conjunto de leyes que se tramitan, con prisa, en el Parlamento:

Audiencia completa en siguiente Link:

http://www.emprenderconalas.cl/2018/06/10/https-youtu-be-upyhywc1rq0/

 

Sebastian Weinborn,  abogado experto en DDHH pone en conocimiento la falta de acciones del Estado  : 

1.- A  pesar de la amplia repercusión pública que se ha generado en el País el año 2016, más específicamente desde la muerte de la niña Lissette Villa Poblete, en la que me tocó participar como querellante en la causa seguida por su muerte, nada o muy poco se ha avanzado en evitar que mas niños sigan muriendo, desde la muerte de Lissette y de presentada la Medida Cautelar xxxxxx-2016, han muerto cinco niños más, si es que no más, ya que sólo podemos contabilizar los que se informan por la prensa:

Primero: que sólo después de la presión ejercida por la sociedad civil tanto el gobierno de Chile, como el organismo encargado de la protección de los menores en el país (SENAME) y de varios meses de cifras reducidas y falsas, se pudo llegar a la verdad de que en los últimos 12 años han muerto en la RED SENAME 1.318 niños, niñas, adolescentes y jóvenes que estaban bajo el cuidado y protección del Estado. Aunque el Estado sólo se refiere a 831 muertes excluyendo a los mayores de edad que se encontraban adscritos en este mismo sistema.

Segundo: Lo más grave no sólo el elevado número de muertes, la que supera en varios centenas a los de cualquier país de la Región, si no que es la falta de información afectiva, real y creíble de las causas de esas muertes.

Esto nos lleva a preguntarnos: Que tan efectivo puede ser una modificación completa de la institucionalidad existente, si no se responde la pregunta de fondo que surge de ese elevado número de muertes, y el saber de que MURIERON, si no sabemos de que murieron, difícilmente se podrán crear o desarrollar planes para evitar que esto siga pasando.

Los hechos siguientes al revuelo causado por la muerte de Lissette nos dan la razón, a pesar de la preocupación que señala el Estado, los medios de comunicación y la opinión pública, han muerto 6 niños, niñas y adolescentes mas, sin que se haya investigado sus muertes.

El Ministerio Público y la PDI crearon sendos organismos para investigar el “Caso SENAME”, Fiscal Exclusivo y Fuerza de Tarea SENAME, pero de una manera que es a todas luces discriminatoria determinaron que sólo iban a investigar 260 casos, los 1.056 casos restantes no tienen siquiera derecho a que se sepa su verdad, y lo que es más grave aún centran su accionar en el eslabón más débil de la institucionalidad, las educadoras y educadores de trato directo, sin investigar siquiera, existiendo pruebas suficientes para sustentar las otras hipótesis, que conllevan responsabilidades del estado, como son la sobre o mala medicación, la negligencia médica o la falta de atención de salud adecuada, además de las responsabilidades de las autoridades en cada caso.

Falta un actor clave en este entramado institucional que se quiere crear y es la atención de salud especializada, se necesita que el MINISTERIO DE SALUD asuma la responsabilidad que le toca y no la siga delegando en el SENAME y su Red, se necesitan atenciones médicas reales, tanto fìsica como psiquiátrica, los centros esta repletos de enfermos que necesitan atención. Los Hogares tanto del SENAME como de su red de colaboradores se han convertido en la práctica en Clínicas Psiquíatricas clandestinas, sin el personal necesario, ni los recursos para una adecuado tratamiento.

Si a esto no se le toma el paso van a seguir muriendo más y más menores.

La Institucionalidad actual no da el ancho, NO existe un defensor de la Niñez, el Instituto Nacional de Derechos Humanos, no cuenta con atribuciones para perseguir responsabilidades a menos que se trate de delitos de tortura, lo que los obliga a forzar sus acciones a ese tipo penal.

La Institucionalidad que se está creando no mejora el panorama, un defensor de la infancia sin atribuciones sólo podrá querellarse en casos de amplia repercusión pública, lo que nos llevará como sociedad civil a tener que generar esa repercusión pública revictimizando innecesariamente a los menores vulnerados a objeto que el defensor de la infancia los considere.

Si NO hay claridad de porqué murieron, como y quienes son los responsables de las muertes vamos a ver como se van a ir repitiendo los número de muertos sin que  podamos hacer algo.

ES por eso que SOLICITAMOS  a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que presione al Estado de Chile para que se establezca UNA COMISIÒN DE VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÒN PARA LAS VÍCTIMAS DEL SENAME,  La que deberá ser INTEGRADA POR AGENTES INDEPENDIENTES DEL ESTADO, con participación de la sociedad civil para que investigue, busque responsabilidades y entregue reparación a los niños, niñas, y adolescentes muertos en la Red SENAME que a la fecha de hoy van en 1318 muertos, de los cuales de acuerdo al Fiscal Especial a cargo del tema sólo se va a investigar 260 casos.

                        

http://www.oas.org/es/cidh/sesiones/docs/Calendario-162-audiencias-es.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *